CETSUR adjudica proyecto del Ministerio de Desarrollo Social.

En 5° lugar de 12° iniciativas aprobadas a nivel nacional, el CETSUR se adjudicó el proyecto presentado al Ministerio de Desarrollo Social al programa “Chile de Todas y Todos, línea sistematización de experiencias”, año 2018, denominado “Mesa de Mujeres Rurales: una experiencia de empoderamiento sociopolítico de mujeres rurales indígenas y no indígenas en la Región de La Araucanía”.

 

La iniciativa, que se desarrollará de manera conjunta con la Cooperativa Trabajo Vivo, tiene una duración de seis meses y su objetivo es sistematizar la experiencia de la Mesa de Mujeres Rurales, desde su modelo de gestión organizacional basado en la participación ciudadana, descentralización y gestión en redes, y el impacto que ha generado su posicionamiento socio-político en el escenario público de la Región de La Araucanía.

 

Ruth Troncoso Troncoso, Presidenta de la Mesa Regional, señaló la importancia que tiene este proyecto “debido a la relevancia de recopilar y recordar los inicios de esta gran Organización, te da las bases y las fuerzas para seguir trabajando por ella, nos permitirá darle el valor a sus pioneras, a las que dieron las primeras luchas por la igualdad de género, a las que visibilizaron y dieron valor al rol de la mujer rural. A las que instalaron, a través de las políticas públicas, temas relevantes como la cultura, la identidad territorial y la seguridad alimentaria durante nuestros 18 años de historia”.

Agregó también que “gracias a este proyecto se logrará mostrar la capacidad que ha tenido la organización de trabajar por el logro de objetivos comunes, muchas veces imponiendo sus propios ideales, relevando la importancia que ha tenido la Mujer Rural al ir transmitiendo de generación en generación sus saberes y valores, compartiendo y respetando su diversidad cultural.

 

Sandra Parra Riquelme, Vicepresidenta de CETSUR y coordinadora de la iniciativa subrayó que, “con este proyecto será posible reconstruir los 18 años de historia de la Mesa, con la cual hemos trabajado desde el año 2013 a través de un convenio de colaboración, desarrollando acciones en materia de fortalecimiento organizacional, agroecología y patrimonio cultural. Ello es relevante por el aporte que se puede entregar a la política pública, respecto de cómo el modelo de gestión de la Mesa, ha sido capaz de posicionarla como un referente de las mujeres rurales campesinas e indígenas, en el escenario público comunal y regional”.