FINALIZA CON ÉXITO EL PRIMER CURSO ONLINE, LA BUENA SEMILLA, JUNTO A APRENDICES CURADORAS DE SEMILLAS DE LA ARAUCANÍA

Hoy la crisis sanitaria nos obliga a mirar con nuevos ojos la agricultura rural y urbana en la búsqueda de una sociedad más justa y sustentable, adquiriendo gran relevancia el rol de las curadoras de semillas en este proceso. En este escenario ONG CETSUR, en coordinación con sus equipos de las Regiones del Biobío y La Araucanía, desarrollaron el primer curso “La Buena Semilla”, financiado por el Programa Otras Instituciones Colaboradoras del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, iniciativa que nace en tiempos de pandemia como parte del esfuerzo para mantener los lazos con las aprendices curadoras de semillas de la Región.

La ceremonia se llevó a cabo el miércoles 01 de julio, vía plataforma google meet, en donde participaron 24 invitados de la Mesa Regional de Mujeres Rurales, Universidad de La Frontera, Unidad de Medio Ambiente de la Sub Dirección de CONADI, Municipalidad de Pitrufquén, aprendices curadoras de semillas y representantes del equipo de ONG CETSUR.

Grisa Guajardo, Jefa del Departamento de Sociedad Civil de la División de Cooperación Público Privada del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, quiso estar presente en la actividad enviando su saludo a las participantes a través de un vídeo, en donde recalcó la importancia de los huertos y semillas y en “como está ahí el conocimiento ancestral del pueblo Mapuche y cómo podemos ponerlo al servicio de un mejor medioambiente, de una producción sustentable y que podría apoyar de alguna forma a nuestra economía que, dada la situación actual se ve enfrentada a una de sus mayores crisis”.

Este primer curso realizado vía WhatsApp, se basó en una experiencia formativa en torno a las “Artes de la Naturaleza”, en el que participaron 15 Aprendices Curadoras de Semillas de las comunas de Purén, Ercilla, Cholchol, Temuco, Padre Las Casas, Carahue, Imperial, Toltén, Saavedra, Teodoro Schmidt, Freire, Pitrufquén, Gorbea y Pucón, interesadas no solo en cultivar, sino también en crear conciencia sobre la importancia de hacernos cargo del resguardo del medioambiente y la biodiversidad en nuestras localidades. El curso se desarrolló en 4 jornadas consecutivas durante todos los miércoles del mes de junio, siendo su principal objetivo reconocer el valor de las semillas como parte del patrimonio de la humanidad, relevando el rol de las curadoras en su reproducción y circulación en los territorios.

La sra. María Cayuman, participante del curso de la comuna de Imperial, agradeció su participación señalando que “me encantó la forma didáctica en que se enseñó y todos los procesos que se enseñaron, que ya forman parte de nuestra vida, pero que ahora se vieron de manera más profesional, también nos ayudó al intercambio de saberes entre las mujeres que participaron”.

Para finalizar la actividad se dio a conocer un saludo de parte de Nancy San Martín, reconocida cantautora mapuche de nuestra región, quien envío todo su newen de mujer de la tierra a las curadoras, “porque son la base de la vida, del alimento…, ustedes tienen la posibilidad de seguir trabajando en nuestra amada Ñuke Mapu, que tanto nos ama y que tanto nos brindan, que día a día nos regala sin pedirnos nada, y ustedes son las que deben dejar este legado a las futuras generaciones”.