CON ACTIVIDADES EN TERRENO CONTINÚA PROYECTO BOTICA NATURAL PARA LA ARAUCANÍA

Diversas actividades de seguimiento en terreno se realizaron en el mes de abril, en el marco del proyecto “Botica Natural: Salud, Economía y Patrimonio en manos de Curadoras de Hierbas Medicinales de La Araucanía”.

Aquí participan Curadoras de Hierbas Medicinales de las comunas de Purén, Vilcún, Toltén, Cholchol, Lumaco, Villarrica y Pucón, quienes dieron a conocer sus espacios de producción y recolección de hierbas medicinales, como también la proyección de las posibles Boticas Naturales a desarrollar a futuro, ya sea de manera individual o colectiva.

Así, los profesionales de ONG CETSUR visitaron las siete comunas que contempla esta iniciativa, la que es financiada por el Ministerio de Desarrollo Social y Familia en su concurso Chile Compromiso de Todos-Segundo semestre- año 2021, Línea Fundaciones y Corporaciones.

Durante estas siete visitas, se reunieron con el grupo de Curadoras en la puebla de una de ellas, en donde se dialogó en torno a las bondades y potencialidades que tiene cada territorio y puebla para contribuir tanto a la preservación y propagación de hierbas medicinales, como también a la protección de la biodiversidad que se encuentra en estos espacios naturales, llevándose a cabo un recorrido por la puebla y también en algunos bosques cercanos en donde se realiza el proceso de recolección.

Clara Bulnes Chehuan, Curadora de la comuna de Lumaco indicó que “Los talleres nos han parecido súper buenos, se ha aportado con información que uno generalmente no maneja, como por ejemplo las nuevas tecnologías, lo cual puede hacer que el proceso de elaboración de las hierbas sea más rápido. Además, vamos rescatando toda la información compartida junto a las otras participantes, y aunque uno sepa lo básico, con estos conocimientos compartidos se pueden abordar dificultades de otra forma, por ejemplo, compartiendo recetas y remedios caseros que, en base a la experiencia, han sido útiles para otras personas. También, con la visita de los chicos a mi puebla pudimos conversar mejor las cosas, estando acá es mejor porque uno está todos los días en lo mismo y a veces no nos damos cuenta las cosas que puedan ser más beneficiosas, tanto para mí como para la Mapu. Es bueno que vengan acá y observen los espacios naturales, dando consejos para limpiar y adecuar todo de la mejor forma posible”.

Sandra Parra, Coordinadora del proyecto, señaló que “El encontrarnos presencialmente con todas las Curadoras ha sido un gran aliciente para el equipo, después de cuatro meses de trabajo virtual, ya que hemos compartido sus ideas y proyecciones respecto del trabajo con las hierbas medicinales, y este nuevo concepto en creación colectiva de la Botica Natural. Recorrimos sus pueblas y bosques nativos de gran belleza y biodiversidad, encontrándonos con mujeres con una gran sabiduría en torno al manejo y uso de las hierbas, pero también muy respetuosas de la Madre Tierra y, en especial, por mantener vivo el concepto de reciprocidad con ella al momento de hacer uso de las hierbas medicinales”.