‘ESCUELA ITINERANTE DE ARTES Y OFICIOS TRADICIONALES PARA EL BUEN VIVIR’ FORTALECE LA VINCULACIÓN ENTRE ORGANIZACIONES CULTURALES Y TERRITORIALES DEL BIOBÍO

La Escuela de Artes y Oficios forma parte de la estrategia formativa más relevante de CETSUR para la reactivación de los saberes locales. Orientada a la formación de personas interesadas y comprometidas en desarrollar un oficio trenzado a su localidad, en 2021 CETSUR comienza a ejecutar de manera colaborativa con el Archivo de Cultura Tradicional Patricia Chavarría y el Centro Patrimonial Curarrehue el proyecto cultural denominado ‘Escuela Itinerante de Artes y Oficios Tradicionales para el Buen Vivir’,  gracias al financiamiento de la Convocatoria para organizaciones culturales focalizadas en desarrollo social local del Programa Red Cultura – Departamento Ciudadanía Cultural, perteneciente al Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

“Es la primera vez que trabajamos de manera conjunta con tres organizaciones culturales. Nos parece que a través de ello se abre una ventana de proyección bonita e interesante, con la intensión de activar la circulación de conocimientos y saberes que se inspiran en las artes tradicionales campesinas, y aportar a la participación local de comunidades sujetas a intensos procesos de reconversión productiva, social y cultural”, señala Paula Mariángel, presidenta de CETSUR.

La iniciativa, orientada a comunidades y personas de la Región del Biobío,  busca fortalecer la planificación anual de actividades de las organizaciones involucradas, desarrollando una programación que apueste por la revinculación con las artes tradicionales,  lo que se espera concretar a través de la facilitación de 100 talleres en narración oral, cultura tradicional campesina, crianza de plantas medicinales, crianza y conservación de semillas y plantas, culinaria costera, culinaria campesina, cocina y productos de recolección, cestería en mimbre, tejido en malla cuadrada y artesanía en calabazas.  

Para CETSUR, impulsar de manera conjunta este proyecto que finaliza en el mes mayo del 2022, ha permitido ir trabajando progresivamente un vínculo más estrecho con las organizaciones participantes, “intentando aportar a la difusión del quehacer de las organizaciones que están participando en los  talleres y que, desde el 2022, irán difundiendo cómo han ido trabajando y cómo ha sido la recepción de los talleres”, indicó Paula Fuentealba, integrante del equipo ejecutor, quien también releva el acercamiento logrado con las agrupaciones comunitarias. “Hemos ampliado el vínculo con organizaciones territoriales de la región que tienen interés en las artes y oficios tradicionales. A partir de ello queremos ir aportando a sensibilizar y despertar la curiosidad por estas expresiones artísticas en grupos de adultos mayores, mujeres y jóvenes, siendo un aporte a la democratización cultural, la diversidad y el diálogo intercultural”.

A la fecha se han realizado 26 talleres en las comunas de San Pedro de la Paz, Concepción, Penco y Tomé, en coordinación con el Taller Laboral de Huertos Orgánicos de Tomé Alto, la Casa de la Mujer de Barrio Norte, la JJVV 8R de Boca Sur, la JJVV Plaza Perú Diagonal, y la JJVV Mejoreros de Penco. Asimismo, entre los meses de enero y abril del 2022 se continuarán implementando talleres a través de convocatorias abiertas y otras dirigidas a grupos específicos, con los cuales también se espera llegar a Talcahuano y otras comunas de la provincia de Arauco.